Nos vemos en el 2019.

Participar este año como escritora en la Feria Internacional del Libro de Panamá ha sido una muy grata experiencia. Poder compartir con decenas de escritores nacionales e internacionales es una oportunidad valiosa para intercambiar experiencias, frustraciones, retos y sueños. Sin duda los cinco días de trabajo en la feria pueden resultar agotadores, pero al mismo tiempo es gratificante el poder interactuar con los lectores que visitan la feria explorando —entre las miles de opciones— antes de invertir su dinero. Conocí a quienes iban cargados de libros, a otros que por presupuesto tenían que ser muy selectivos y aquellos que buscaban un regalo especial para un ser querido.


Por años hemos escuchado decir que “el panameño no lee”, pero yo pude compartir con miles de personas que me demostraron lo contrario. Gente de todas las edades que se acercaban interesados en conocer sobre el trabajo de escribir una biografía, sobre el protagonista de la historia y sobre el estilo de redacción utilizado. Muchos hicieron largas filas para entrar o poder pagar el libro que buscaban, otros participaron interesados en las charlas con los autores y hasta esperaron pacientes para obtener el autógrafo de algún escritor al que siguen.


Para mí fue una alegría adicional el poder conversar con tantas personas que recordaban mis años en la televisión y la radio y que ahora siguen mis primeros pasos como escritora. Me animó saber que quienes ya habían leído la biografía de Abraham Eisenman, disfrutaron del trabajo y me invitan a seguir contando historias interesantes, que puedan resultar inspiradoras.


Para la presentación oficial de mi libro, la biografía de Abraham Eisenman: Un Hombre de Hierro, tuve el honor de contar con la periodista y escritora María Mercedes de la Guardia de Corró, quien a través de sus preguntas me ayudó a lograr un interesante intercambio de opiniones con el público que abarrotó la sala. Fue un placer compartir esa tarde con amigos, conocidos y aquellos quienes, a pesar de no conocer, eligieron acompañarme a pesar de la amplia oferta de actividades, conversatorios y charlas que se desarrollaban simultáneamente en la Feria.


Digo adiós a la Feria Internacional del Libro de Panamá, segura de que es también la Feria de la Lectura. Las buenas vibras me animan a seguir escribiendo y desarrollándome en el género de las biografías. Mi meta ahora es reencontrarme con Ustedes en la Feria del Libro 2019.



Junto a María Mercedes "Chelle" de Corró y Dovi Eisenman.

72 vistas

e2018 Alexandra Ciniglio. Derechos reservadose